Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Los rellenos dérmicos, tambien conocidos como acido hialuronico, han revolucionado el mercado cosmético y médico en la última década, gracias a su efectividad para restaurar el volumen, proporcionado a la cara una apariencia más joven y hermosa.

Este acido hialuronico es el responsable de la elasticidad de la piel y aumenta el volumen en pliegues, surcos y depresiones cutáneas.

La aplicación periódica del acido hialuronico provoca la regeneración del colágeno propio y se puede utilizar para restaurar el contorno facial, reducir la aparición de líneas finas, pliegues, aumentar el volumen de los labios y resaltar los perfiles más hundidos que descompensan la forma del rostro.

El acido hialuronico es una sustancia compatible con prácticamente todos los tejidos que nos permite:

  • – Restaurar el volumen y la plenitud en la cara
  • – Suavizar y restaurar las líneas faciales
  • – Reducir y mejorar la apariencia de líneas finas, arrugas y cicatrices profundas
  • – Mejorar la plenitud de los labios añadiendo volumen a la piel
  • – Quitar las líneas del ceño situadas entre los ojos
  • – Tratar y rellenar las cicatrices producidas por el acné
  • – Reducir las líneas más marcadas situadas alrededor de la nariz y de la boca
  • – Rellenar las mejillas demasiado hundidas
  • – Dar forma a la punta de la nariz o a la barbilla
  • – Restaurar el volumen de la cara
  • – Reemplazar la pérdida de volumen de los tejidos blandos

Hoy en día hay muchos tipos de rellenos dérmicos, algunos basados en sustancias naturales procedentes del cuerpo humano, otras son formas sintéticas de estas sustancias y algunos pueden contener sintéticos y compuestos biocompatibles. Busca y exige siempre que te informen del producto que van a aplicarte, su composión, sus contraindicaciones y su fecha de caduciodad.

Y, como siempre te recomendamos, asegúrate antes de someterte a cualquier tratamiento que su aplicación es realizada por Médicos Estéticos o Dermatólogos en Centros homologados por la Consejería de Sanidad.

.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone